Crónicas de la Gira Europea de Bruce Springsteen 2013

Por Joan Colet / The Stone Pony Club
 

 

29-06-2013: Stade de France, París, Francia

 

The Stone Pony organizó un viaje de fin de semana para el concierto de París de este pasado sábado. En total movilizamos 124 personas (86 en pit y 38 en grada), a los que agradecemos desde aquí la confianza depositada en el club. A pesar de ser un concierto con entradas de pit directo, los fans se organizaron en las clásicas listas para ser de los primeros en acceder a la pista. Durante la mañana previa al concierto, la organización sólo dejó quedarse a los primeros 650 fans, a los que se les colocó una pulsera y accedieron a la pista por la puerta N poco antes de la apertura de puertas para el público en general. El resto fue invitado a regresar más tarde para ya distribuirse entre las diversas entradas al pit en las puertas H, R y S. No hubo pulseras para los que teníamos entradas de pit (aparte de esos 650 fans). Mostrando la entrada era suficiente para entrar y salir de la zona delantera del pit. Por cierto, un pit enorme, con practicamente entre 5.000 y 7.000 personas.

Como ya hizo en este mismo escenario en 2003, Bruce apareció en escena con el estadio todavía medio vacío para regalarnos unos temas acústicos: “This Hard Land”, “Burning Love” y “Growin’ Up”. Bruce y la banda salieron al escenario a las 19:40 arropados por el siempre escalofriante tema de Ennio Morricone de “Once Upon A Time In The West”. Abrió con “Badlands”, seguido de “Out In The Street”. Agarró un cartel de un niño italiano que está siempre presente en todos los shows, donde le pedía “Lucille”, tema de Little Richard, que fue la gran sorpresa de la tarde y que debutó en esta gira. Bruce la presentó diciendo “this is for my young friend”. Gran versión con participación de los horns. Tras “Wrecking Ball” y “Death To My Hometown”, Bruce volvió a bajar en busca de carteles y mientras subía jugó con la pantalla gigante escondiendo la próxima petición: “Cadillac Ranch”, donde Steve se lució en un solo de guitarra.

En “Spirit In The Night” Bruce habló de una vez que estuvo en la Torre Eiffel con su madre… e inició la canción en voz falsetto. A continuación, Bruce anunció que nos iba a regalar con el álbum “Born In The U.S.A.” de principio a fin!! Y así fue, fueron sucediendo uno a uno todos los temas del Bitusa. Grandes versiones de “Born In The U.S.A.” con el todopoderoso Max de protagonista. “Cover Me” con solo de Nils a la guitarra. “Darlington County”, donde Bruce agarró por el cuello a Nils en el dúo habitual y casi le tira al suelo. Nils iba haciendo ademanes de que Bruce estaba loco cuando regresaba al escenario. “Working On The Highway” con final de saxo de Jake, “”Downbound Train”, “I’m On Fire”, “No Surrender”, “Bobby Jean”… “I’m Goin’ Down” con intro de guitarra y de nuevo con un gran Jake al saxo. “Glory Days” con dúo de Bruce y Steve abajo en el micrófono de la pasarela central, animando a las gradas altas y con el clásico movimiento de trasero y donde Bruce empezó a dar saltitos como si pisara las teclas del “Big Piano” mientras la banda seguía instrumentalmente sus pasos. “Dancing In The Dark”, donde hizo subir a un chico que bailó con Soozie. Bruce hizo subir a una chica que llevaba un cartel que rezaba “mi hermana no se cree que pueda bailar contigo”, mientras luego otra chica subió para acompañar con una guitarra acústica la parte final del tema y los dúos “Hey Baby” cn Jake. “My Hometown” con coros entre el público y Bruce finales.

“This is Born In The U.S.A.” concluyó Bruce. Siguió “Pay Me My Money Down”, de lo más bailado de la noche y donde volvieron a aparecer los paraguas con plumas de colores en homenaje al mardigras de Nueva Orleans. Everett Bradley fue el protagonista final con el “washboard-and-spoon” (la tabla de lavar que se rasca con cucharas), colocándole Bruce el micrófono. Siguió “Shackled And Drawn” con gran final de Cindy muy aplaudido. “Waiting On A Sunny Day” (con niña sobre el escenario que lo hizo estupendamente), “The Rising” y “Land Of Hope And Dreams” cerraron el set.
Los bises se abrieron con “We Are Alive”. “Born To Run” contó con la presencia de Elliott Murphy y su hijo Gaspard. Siguió la divertida “Ramrod” donde Bruce no paró de bromear con Steve e incluso se marcó unos pasos del “Gangnam Style” (sí, sí, cierto).

Antes de atacar “Tenth Avenue Freeze-Out”, Bruce exprimió a dos manos con fuerza en su nuca la esponja, quedando completamente chorreando. Subió al piano, boxeó a la Rocky Balboa y, ya sin la pausa dedicada a Clarence y Danny (pero si con sus imágenes proyectándose en las pantallas) fue también un gran momento de la noche. No hubo presentación de la banda, aunque sí en “American Land” recitó el clásico conjuro de la E Street Band. Se despidió la banda y Bruce concluyó el show con una estremecedora “Thunder Road”, con todo el estadio en silencio. “Merci Beaucoup Paris! France!”. El show terminó, con 30 canciones y una duración de 3 horas 12 minutos. De nuevo “Once Upon A Time In The West” acompañó el desalojo del estadio.
 

 

26-06-2013: Estadio El Molinón, Gijón, España

 

Único concierto en España de esta gira europea. El Molinón volvía a recibir a Bruce 10 y 20 años después (ya actuó aquí precisamente en 1993 y 2003). The Stone Pony movilizó a 566 personas a Gijón, 210 en grada y 356 en pista. Teníamos a más de 200 personas repartidas en 11 hoteles distintos en Gijon y más de 350 llegaron en los buses que organizó el club desde diversos puntos de España. Ya había gente organizando las listas para el pit desde 6 días antes y la noche anterior al concierto se llegó a las 1.000 personas en cola. Se les convocó a las 10 de la mañana porque en cualquier momento se les pondría la pulsera a esos 1.000 primeros privilegiados. La pulsera no les llegó hasta casi la hora de apertura de puertas y el resto de la cola para el pit estaría en practicamente 3.000 personas a primera hora de la tarde. Estamos orgullosos de asegurar que todos los buses del club llegaron con adelanto sobre el horario previsto y todos los que quisieron ponerse en cola nada más llegar entraron en pit.

El estadio se llenó de aplausos cuando la madre de Bruce, Adele Springsteen, bajó por la grada para sentarse en las primeras filas de la tribuna oeste. Pudimos acercarnos hasta ella y a pesar de la seguridad, entregarle en mano un ejemplar de la revista 59 del club. Adele, agradecida, le dio dos besos a Javier López Romo. Para este concierto se discutía sobre que disco completo iba a tocar: qué si The River (inviable en grandes estadios a nuestro parecer), qué si Born To Run, qué si Born In The U.S.A. (el más lógico tratándose del más comercial), qué si Human Touch o Lucky Town recordando su primer concierto aquí en 1993…

A las 21:31 saltó Bruce y la banda al escenario de nuevo con la increíble banda sonora de Morricone “Once Upon A Time In The West”. Desde un primer momento se respiraba en el ambiente que iba a ser un gran concierto. El estadio se vino abajo con la inicial “My Love Will Not Let You Down”. Siguió “Out In The Street” donde Bruce se paseó por las pasarelas y agarró varios carteles. Entre ellos, el homenaje particular a su primera visita en 1993 con una gran versión de “Better Days” con los coros y los horns. “Quiero dedicar esta canción a Gijón”, comentó Bruce. Volvió a bajar por más carteles y eligió el de “Ain’t Good Enough For You”, una joya del álbum “The Promise” que fue formidablemente recibida por el público. De una sábana llegó la siguiente petición, “Travelin’ Band”, de los Creedence Clearwater Revival, que significó su debut en el tour. Primera gran aparición de Jake en la noche. Rock and roll a tope que puso todo el Molinón a bailar. Tras “Wrecking Ball” y “Death To My Hometown” llegó “Spirit In The Night”. “Buenas noches Gijón, me alegro de estar aquí otra vez…” Nuevo paseo por las pasarelas, donde pilló a un muñeco vestido como él y donde el gag con Jake arropándole con el saxo fue uno de los momentos álgidos de la noche. “Jack Of All Trades”, poco recurrida en esta gira europea, apareció de nuevo dedicada a los tiempos de crisis que vivimos, sobretodo aquí en España. Bruce tuvo unos palabras de dedicación al “Proyecto Hombre”. Finalmente era una noche sin álbum completo pero Bruce regaló pinceladas de todos los álbumes. “The River”, como siempre, un himno que derrama lágrimas entre el público. “Atlantic City”, donde uno se transporta a New Jersey.

Y en una noche donde el disco “The River” ganó protagonismo apareció “You Can Look” y más tarde “Drive All Night”, donde Bruce por fin pagó su deuda con esta canción y con nosotros, que nos debía desde 2008 en el Camp Nou. No hay palabras suficientes para describir la versión de “Drive All Night”, donde destacó el saxo de Jake y donde el público supo guardar el silencio que este tema se merece. Antes, “Darlington County” con Bruce dejándose abrazar por el público, una espectacular versión de “Because The Night” con la intro de piano y de guitarras (Nils y Bruce bajo un foco) como las de la época del Darkness, “She’s The One”, “Rosalita” (de nuevo a petición, en esta ocasión de un cartel en forma de guitarra), “Shackled And Drawn”, “Waitin’ On A Sunny Day”…
“Jake Clemons on the saxofon!”, exclamó Bruce al concluir el “Drive All Night”. Siguió “The Rising”, “Badlands” y a petición del propio Steve, “Light Of Day”. “Steve request”, comentó Bruce. Tema que incluyó parte del “Land Of A 1000 Dances” y donde Steve fue protagonista. Ya pasada la medianoche, empezaron los bises. Bruce volvió a bajar a por un cartel: “Radio Nowhere”. Siguió “Born In The U.S.A.”

Ya con los focos encendidos del Molinón siguió “Born To Run”, donde Bruce gritó por primera vez “¡España!”. Siguió “Seven Nights To Rock”, con el divertido baile de Bruce rascando su guitarra alrededor del palo del micrófono. “Dancing In The Dark”, donde subieron dos chicas, una para bailar y la otra con el privilegio de tocar la acústica con Bruce. Tras “Tenth Avenue Freeze-Out”, Bruce hizo subir a un niño del público que le derramó encima el agua de la esponja a Bruce. Con “Twist And Shout” y “Shout” Bruce y la banda ya tenían a todo el estadio bailando. Gritó “I just a prisoner of Rock And Rock” y se despidieron de Gijón. Pero cuando la banda ya había abandonado el escenario, Bruce se quedó para concluir con “Thunder Road” acústica. No sin antes dedicar unas palabras a Cáritas (a quienes Bruce donó 10.000 euros) y lanzó un “¡Os queremos España!”. Todo el Molinón en silencio o siguiendo a capella la versión de “Thunder Road”. Inceíble y emocionante. “¡Gracias Gijón! ¡Gracias España! Os queremos!”. A la 01:03 de la madrugada concluía quizá el mejor concierto de la gira europea. 3 horas y 32 minutos y la dulce banda sonora de Morricone como despedida.

Bruce, su madre Adele y los miembros de la banda, pasaron unos días previos al concierto de Gijón en San Sebastián, hospedándose en su hotel favorito, el María Cristina. Allí se le pudo ver paseando con su madre tranquilamente por Donosti, corriendo en la plaza, comiendo en diversos restaurantes… Fueron unos pocos los socios afortunados que pudieron hacerse una foto con él o con los miembros de la banda. Voló desde Biarritz directamente el mismo día del concierto a Gijón (llegando a las 5 de la tarde, con el tiempo justo) y antes de irse a París, durmió en el Hotel Bal, en Quintueles, donde numerosos fans pudieron saludarle y a quienes Bruce agradeció firmando varios autógrafos.

 

 

15-06-2013: Wembley Stadium, Londres, Inglaterra

 

The Stone Pony organizó un viaje para el concierto del Wembley Stadium, donde movilizamos 81 personas. Muchas gracias a todos. Del concierto de Londres nos llevamos un recuerdo contradictorio: por el lado positivo el enorme concierto que nos obsequió Bruce y la banda y por el negativo, el caos organizativo en todos los sentidos. Para empezar, la empresa Ticketmaster, “para evitar la reventa”, no envío las entradas a los compradores hasta pocos días antes del concierto, lo que provocó el caos entre los fans. Incluso algunas entradas no llegaron a tiempo y tuvieron que recogerse en taquillas. Curiosamente, entradas vendidas a través de una empresa de reventa del grupo Ticketmaster, llamada Get Me In!, si llegaban con más tiempo de antelación que las de Ticketmaster… Por otro lado, el caos en las colas para el pit. La organización no dejó en ningún momento que el personal del staff de Bruce interviniese. A las 12 del mediodía del concierto, se habían inscrito unos 2.700 fans en las listas. Estos fueron separados en dos colas para los dos accesos al estadio (puertas B/C y puertas F/G).

Circuló la noticia de que entraban 5.000 fans en el pit, con lo que la gente que se puso a hacer cola a continuación de estos 2.700 estaban contentos de que iban a entrar en pit también una vez abiertas las puertas. Curiosamente se empezaron a colocar las pulseras entre los primeros 2.700 fans pero se les acabaron en la 2.500… Al abrir puertas a las 5:30, entraron los 2.500 con pulsera en el pit a través de puertas de acceso por la grada. El pit era un bunker, sin acceso desde pista como suele ser habitual. Sólo se podía acceder desde dos puertas situadas en el primer anillo de grada. A pesar de que en el pit cabían 5.000, sólo estuvo ocupado por la mitad. El resto de fans que habían estado haciendo cola también bajo la lluvia desde las 12 del mediodía, vieron como les colocaban una pulsera diferente y sólo se les permitía acceso a la pista normal. Curiosamente, a poco tiempo de empezar el concierto, llegaron 2.000 fans ingleses con la pulsera ya colocada y el pit se llenó… Es decir, muchísimas pulseras estaban ya repartidas fuera de la estructura normal de las colas. Indignante.

Sobre el concierto, destacar la interpretación del “Darkness On The Edge Of Town” al completo. Inició a las 19:20 con “Land Of Hope And Dreams” con banda, seguido de la sorpresa de “Jackson Cage”. Tras “Radio Nowhere”, pilló muchos carteles entre los fans. Nos regaló una gran versión de “Save My Love”. Coge otro cartel con “Hungry Heart”, pero dice que esa es muy fácil, y lo cambia por “Rosalita”. Bruce y Steve protagonista en la pasarela central, arropados al final por Jake. Bruce acaba de rodillas y le da un beso a Jake. Tras “This Hard Land”, interpretan “Lost In The Flood”, momento muy emocionante. Tras “Wrecking Ball”, “Death To My Hometown” y, ahora sí, “Hungry Heart”, llega el turno del álbum Darkness al completo. Fantástico de principio a fin, con las emocionantes “Something In The Night” y “Racing In The Street” y con “Prove It All Night” sin intro 78 pero con solo final de Nils espectacular.

El set se cerró con “Light Of Day”, con Steve de protagonista. Los bises se abrieron con “Pay Me My Money Down” con los paraguas de plumas del mardigras. “Born To Run”, “Bobby Jean”, “Dancing In The Dark”, donde una chica pega un dólar a un cartel para conseguir bailar con Steve y Bruce lo despega bromeando con Steve y se lo guarda en el bolsillo. “Tenth Avenue Freeze-Out” con subida al piano y luego juego de piernas de boxeo a lo Rocky Balboa. Bruce bromea sobre si no sabe que le cortarán la luz como en Hyde Park el año pasado e interpretan “Twist And Shout” donde presenta a la banda (dejándose sin querer a Steve que casi se le olvida). Cierre espectacular con “Thunder Road” acústica, con todo el Wembley en silencio. Ahora ya pueden cerrar las luces los ingleses si quieren. Acaba a las 22:35, tras 3 horas y 15 minutos.
 

 

03-06-2013: Stadio San Siro, Milán, Italia

 

Con el nuevo sistema del sorteo que la promotora italiana Bartley Arts ya quizo implantar el año pasado, se pretende acabar con las listas de fans previas al concierto en Italia. Pero no han conseguido del todo el propósito. Si es cierto que fueron pocos los que se habían apuntado la noche anterior, haciendo caso omiso de las normas del sorteo. Dichas normas dicen que de 9 a 12 de la mañana del día del concierto, repartirán pulseras con 2.000 números, los cuales entrarán en un sorteo para ver quien entra primero de esos 2.000 en el pit (parecido al sistema americano). Pero en verdad, a las 7 de la mañana ya 2.000 italianos habían salido, literalmente, de debajo de las piedras, y se les repartió esas 2.000 pulseras para el sorteo. Es decir, quien se presentó de 9 a 12 para colocarse una pulsera para el sorteo, llegaba ya tarde. Tras el sorteo de las 12:30, las puertas ya se abrieron a las 14 horas (6 horas antes del inicio del concierto). A las 20:12 suena, como no en San Siro, el himno del “Once Upon A Time In The West” de Ennio Morricone y el estadio se viene abajo.

Es increíble el ambientazo en San Siro, se te pone la piel de gallina. En San Siro el escenario se coloca en un lateral y en la tribuna frontal se organiza un enorme mosaico con el texto “Our Love Is Real” y “NYC”. Bruce y Steve flipan literalmente mirando el espectáculo. Bruce grita varias veces “Ti Amo San Siro!” y “Ti Amo Italia!”. Abre con “Land Of Hope And Dreams” y es increíble la estampa de todo el San Siro con las manos en alto al final del tema. “Ciao Milano!”, grita antes de “My Love Will Not Let You Down”, donde todo el San Siro salta como un resorte único. Tras “Out In The Street” pilla algunos carteles del pit y toca “American Land”, donde sigue la fiesta y donde os podéis imaginar lo que ocurre cuando Bruce nombra a “the italians” en la canción. Otro cartel de los que ha cogido y elige “Good Golly Miss Molly”, depositándolo frente a su pie de micro. Sería la primera vez en la historia que la tocase fuera del “Detroit Medley” pero increiblemente la canción que interpretan es “Long Tall Sally”. ¿? Grandes solos de Roy, Ed Manion, Steve… Gracias a otro cartel nos cae “Loose Ends”, una versión fantástica con dobles voces de Steve y el saxo de Jake. Tras “Atlantic City”, llega “The River”. Al concluir, el público no para de corear la canción y eso provoca que Bruce acabe haciendo un reprise del tema, con armónica que recuerda la versión de 1999. “Tutto benne Milano!”.

Comenta que esta noche es la quinta noche en San Siro y que guarda un profundo recuerdo en su corazón de aquella primera noche en 1985, por eso en su honor interpretan el álbum “Born In The U.S.A.” al completo. San Siro enloquece. “Cover Me” con solo de guitarra de Nils final. “Darlington County” con fallo de sonido cuando cantan el dúo Nils y Bruce. “Working On The Highway” no contó con el saxo de Jake al final y durante “Downbound Train” podía verse en las pantallas que Bruce sangraba ligeramente de su brazo derecho. “Bobby Jean” fue acompañada por las luces del estadio abiertas y todo el San Siro moviendo los brazos en alto de derecha a izquierda. Gran Jake en “I’m Goin’ Down”. En “Dancing In The Dark” Bruce coge un cartel donde pone “sorry Bruce, I wanna dance with Roy” y sube la fan para bailar con Roy. Otra sube a bailar con Garry Tallent. Un fan con Soozie. Otras dos chicas suben a bailar con Bruce y otra que le pide en un cartel si puede tocar la guitarra con él, es la afortunada de colgarse la guitarra acústica y rascarla junto a Bruce y hacer dúo con Jake al micro en el “Hey Baby!”. Tras “My Hometown”, muy coreada, Bruce grita “Born In The U.S.A.!”. Se quita el chaleco e inician “Shackled And Drawn”, donde Cindy sigue sin bajar a la pasarela central. “Milano!” y le toca el turno a “Waiting”. Sube una niña en la esquina izquierda del escenario, que canta muy bien y el público italiano enloquece. Bruce le obsequia una a una unas flores que ha recogido en el pit y la niña las enseña orgullosa a hombros de papa-Bruce. En “Badlands” los ohohoh del público son increibles y provoca que Bruce se quite la corbata y se desabroche el cuello, machaca a Max hasta la saciedad y de nuevo reprise del tema. Cierra el set con “Hungry Heart”, donde se lo pasa bomba de pasarela en pasarela. “Grazie Mille!”. Un set larguísimo, con 27 temas, el más largo desde que tocó el “The River” completo en el Madison Square Garden en 2009.

Se abren los bises con una versión acústica de “This Land Is Your Land” que supone su estreno en esta gira, empalmándola con “We Are Alive”. Le sigue “Born To Run”, donde Bruce grita “Ti Amo San Siro, Ti Amo Milano, Ti Amo Italia!!!”. Se tira agua con la esponja por encima y hacen un empalme raro con “Tenth Avenue Freeze-Out”. “Twist And Shout” es una gran fiesta, con los horns de protagonistas, y con “La Bamba” mezclada. Todos acaban en la pasarela central, donde casi no caben los músicos. Prueba la banda en clave G, clave C, y atacan “Shout”, con lo que la fiesta continúa en San Siro. Parón de música de golpe y vuelta a empezar. Gran versión de “Shout”, un tema de los Isley Brothers que estrenó en Oslo, y donde hace que todo el público vaya bajando al suelo hasta estar todos agachados y luego vuelve a hacerles subir. Espectacular. Tras confesarse “I just a prisoner of Rock’n’Roll!”, son las 23:31 y se despiden, abandonando la banda el escenario. Bruce llama a Kevin Buell, su técnico, y le pide guitarra y armónica. Comenta que nunca olvidará este sitio (suena a despedida?) y repite los gritos de San Siro, Milano, Italia!. Concluye con “Thunder Road” acústica, coreada por todos. Final a las 23:36 tras 3 horas y 26 minutos. Suena Morricone de nuevo y tras ello pasan repetidas veces por la pantalla gigante del estadio (no las de Bruce) un video homenaje a sus anteriores conciertos en San Siro, firmado por Franco & Claudio, con imágenes de sus anteriores conciertos. Una gran despedida para un concierto espectacular!! The Stone Pony organizó un viaje a Milán, combinándolo con Padova si se quería, y en el que eramos 25 personas. Muchas gracias a todos!!!
 

 

31-05-2013: Stadio Euganeo, Padova, Italia

 

The Stone Pony organizó un viaje a Padova con posible extensión al concierto de Milán y con visita a Venecia. Viajamos 25 fans. A todos ellos muchas gracias. Gracias a la organización, teníamos buses públicos gratuitos desde el centro de Padova hasta el estadio. Desde buena mañana habían llegado muchos autobuses de la cercana Croacia y Eslovenia, con lo que se complicó muchísimo el acceso al pit. A las 17:28 llegaron al estadio Bruce y la banda en furgonetas y las cámaras muestran el momento por las pantallas gigantes. El público enloquece. Cinco minutos después aparece Bruce en el escenario y nos regala dos temas acústicos: “The Promised Land” y “Growin’ Up”. Bruce grita “Fantastico, grazie mille! See you later!”.

A las 20:43 Bruce vuelve a aparecer en el escenario solo, con su guitarra acústica y grita “Ciao Italia, prima volta in Padova!, come stai?” y ataca una versión acústica de “The Ghost Of Tom Joad”, armónica y guitarra, cantada con dureza. Le sigue “Long Walk Home”, con gran solo de Jake muy aplaudido. Ambientazo en la pista en “My Love Will Not Let You Down”, nada que ver con los conciertos hasta ahora vividos en los nórdicos o en Munich. Solo final de Bruce con Steve, al que se une Nils raramente con una acústica. “Two Hearts” con un gran “It Takes Two” con Steve. Bruce tras ello baja al público y recoge un cartel con “Boom Boom”, un tema de John Lee Hooker popularizado por Bruce en su gira del Tunnel Of Love. Solos de Charlie Giordano y Ed Manion. Nuevo cartel y gran sorpresa con “Something In The Night”, aunque es curioso que los tifozzi están más contentos con “Boom Boom” que con esta maravilla del Darkness. Mientras, 7 fans se pasean por el pit con 7 letras de polispán amarillo pidiendo “Trapped”, pero sin suerte.

Noche de carteles, Bruce vuelve a bajar y pilla uno de “The Ties That Bind”. En “Spirit In The Night” Bruce estrena el “Can you feel the spirit?” en voz falsetto. Grandes momentos de Bruce arropado por Jake al saxo, pidiendo silencio Bruce al público. Pilla otro cartel con “NYC” por un lado y “Backstreets” por el otro y otro cartel que comenta que “Born To Run” cambió su vida (a un fan) y Bruce comenta que también se la cambió a él, y nos regala el álbum “Born To Run” al completo. La versión de “Backstreets” incluye “Sad Eyes” como en 1978. “She’s The One” no contó con final de armónica. Impresionantes “Meeting Across The River”, con la trompeta de Curt Ramm, y “Jungleland”, con un Jake Clemons que ya se ha ganado el graduado al saxo. “Waiting” es dedicada a los amigos de Croacia. Hay una pancarta gigante en pista justamente con el texto “Bruce: Croatia is waiting a sunny day”. “Badlands” cierra el set.

Los bises, cortos, con sólo 4 temas. Se abren con “Pay Me My Money Down”, donde sube un fan músico al que le ponen la “tabla de lavar” y lo hace divino con las cucharas. Se convierte en el protagonista del tema, junto a la novedad de ver a los coristas Curtis, Cindy y Michelle llevando paraguas de plumas de colores homenajeando el mardigras de Nueva Orleans. El fan se despide de rodillas delante de Bruce y recibe la ovación de todo el estadio. Tras “Born In The U.S.A.” y “Dancing”, “Twist And Shout” cierra la velada, donde ya hace un rato que llueve un poco a ratos. Bruce presenta a la banda de forma un poco caótica, según les va viendo sobre el escenario. Final a las 23:35 con 2 horas y 52 minutos.
 

 

26-05-2013: Olympiastadion, Munich, Alemania

 

Tarde/noche lluviosa y con frío en el concierto celebrado en el maravilloso escenario del Estadio Olímpico de Munich. Los 25 expedicionarios del club pudimos disfrutar en el pit de un concierto que Bruce supo calentar, y de que manera. A las 19:15 horas, con 15 minutos de retraso, llegaron las furgonetas al lado del escenario con todos los miembros de la banda. Como no podía ser de otra manera con la lluvía que caía, Bruce abrió el concierto con “Who’ll Stop The Rain?” acústica. Fue calentando el ambiente con “Long Walk Home”, “My Love…” y “Out In The Street”.

Recogió un cartel inmenso a un niño, decorado con dibujos de Asbury Park, con un agujero en medio. Por un lado pedía “Seaside Bar Song” y por el otro “Rosalita”. ¡Y Bruce y la banda tocaron ambas consecutivas!, no sin antes hacer subir en dos ocasiones al niño para que asomara su cara por e agujero y que todo el estadio le viera a través de las pantallas. Con esos dos temas consecutivos fue sin duda uno de los momentos más álgidos del show. Tras “Spirit In The Night”, Bruce anunció que nos iba a regalar con el álbum “Born In The U.S.A.” de principio a fin!! Y así fue, fueron sucediendo uno a uno todos los temas del Bitusa, con grandes versiones de “Cover Me” con Nils a la guitarra, “Downbound Train”, “I’m Goin’ Down”, “Glory Days” con dúo de Bruce y Steve abajo en el micrófono de la pasarela central mojándose, “Dancing In The Dark” con cinco chicas sobre el escenario bailando y la delicada “My Hometown” con coros entre el público y Bruce finales. En “Waiting…” hizo subir a 2 niños a cantar. Con la inclusión del disco Bitusa entero, el set se alargó a 24 temas, aunque cayeron canciones como “We Take Care…” o “Shackled And Drawn”.

Los bises fueron sin duda para calentar a los pobres fans que a esas alturas ya estábamos tiritando. Todos bailamos al ritmo de “Pay Me My Money Down”, “Rockin’ All Over The World” o “Twist And Shout”. “Tenth Avenue…”, ahora ya sin la pausa dedicada a Clarence y Danny (pero si con sus imágenes proyectándose en las pantallas) fue también un gran momento de la noche, donde Bruce aprovechó para presentar uno a uno rapidamente a los miembros de la banda. 29 canciones. Duración: 2 horas 52 minutos aprox.
 

 

03/04-05-2013: Friends Arena, Estocolmo, Suecia

 

De Oslo el tour se dirigió a Suecia, concretamente dos conciertos en el recién estrenado estadio Friends Arena de Estocolmo, situado en la localidad de Solna, a escasos kilómetros de la capital sueca. El moderno estadio para fútbol, repleto por 55.000 fans por noche, dispone de techo retráctil, que se mantuvo cerrado durante los dos conciertos. Cabe decir que los alrededores del estadio están todavía en construcción (parking, accesos…) con lo que la evacuación del estadio y el posterior regreso a Estocolmo centro en tren se convirtió en un auténtico caos y en algunos momentos incluso algo peligroso. Algo criticable para un país moderno como Suecia. No se que dirían los fans extranjeros si algo parecido así se hubiera organizado en España (dejando aparte el lamentable concierto del Monte do Gozo de 2009).

Los conciertos en Suecia siempre han sido fabulosos y en esta ocasión, al tratarse de los primeros compases de la gira, había dudas sobre lo que Bruce y la banda podían tocar. Y la verdad es que las expectativas fueron superadas en todos los sentidos.
El viernes 3 de Mayo el show abrió con We Take Care Of Our Own. Le siguió Out In The Street antes de Wrecking Ball. Y The Promised Land siguió antes de Death To My Hometown. Un set muy standard, casi diríamos demasiado standard, para lo que se esperaba en Estocolmo. Pero es que la gran sorpresa estaba por llegar. Tras una nueva entrañable versión de Spirit In The Night, donde Bruce y Jake consiguen enamorar al público, Bruce comentó: «Estaba en mi habitación pensando con que podía sorprenderos en Estocolmo, una de las primeras ciudades donde tocamos fuera de Estados Unidos. Y pensé que para agradeceros a todos, a vuestros familiares y amigos, por hacernos formar parte de Estocolmo y de Suecia, esta noche vamos tocar el disco que nos trajo aquí por primera vez. Esta noche tocaremos el Born To Run de inicio a fin.»

Y así fue, por primera vez en Europa, Bruce y la E Street Band interpretaron un álbum al completo, algo que realizaron en Red Bank en Mayo 2008 y en los conciertos de la última parte de la gira americana Working On A Dream en 2009. Desde Thunder Road hasta Jungleland, pasando por Backstreets, Meeting Across The River (ensayada previamente), fueron pasando una por una todas las canciones del álbum de 1975 de forma magistral. En Tenth Avenue Freeze-Out, aunque siguieron proyectándose las imágenes dedicadas a Clarence y Danny, la canción no se interrumpió como hasta ahora era costumbre para homenajear con los aplausos del público a los dos E Streeters desaparecidos. Y es que Bruce y la banda siempre se reinventan.
Del resto de esta primera noche en Estocolmo destacó la apertura de bises con Mountain Of Love (a petición de un cartel del público) y Glory Days con la aparición sobre escena de Elliott Murphy. En Dancing In The Dark subieron varias chicas a bailar con distintos miembros de la banda y a una de ellas se le colocó una guitarra y tocó, cantó y saltó junto a Bruce y Jake. Duración: 3 horas y 5 minutos.

La segunda noche en Estocolmo naturalmente había expectación por lo que nos regalarían Bruce y la banda. Pero el ensayo de Factory y Streets Of Fire presagiaban lo que iba a ocurrir… El concierto se abrió con 4 temas no interpretados la noche anterior: My Love Will Not Let You Down (ensayada en soundcheck), Leap Of Faith, I’m A Rocker (a petición de un cartel del público) y Better Days. Tras Hungry Heart, y como el día anterior, dedicado a Estocolmo y Suecia interpretaron el álbum Darkness On The Edge Of Town al completo, desde Badlands hasta Darkness, con las maravillosas Something In The Night (con todo el estadio iluminado con las luces de los móviles a modo de los mecheros de antaño) y Racing In The Street (absolutamente sublime) o las potentísimas y guitarreras Adam Raised A Cain, Streets Of Fire y Prove It All Night (sin intro 78 pero con un solo de Nils final apoteósico).
Del resto de esta segunda noche destacó Open All Night, Radio Nowhere, Seven Nights To Rock y el final con American Land. En Waitin’ On A Sunny Day no subió a ningún niño a cantar como es costumbre, pero si lo hizo en Dancing In The Dark, donde además le colocó una guitarra acústica a cuestas para que tocase con Bruce y cantó el “Hey Baby” con él y Jake. 17 temas distintos respecto a la noche anterior. Duración: 2 horas 53 minutos.

 

 

29/30-04-2013: Telenor Arena, Oslo, Noruega

 

El grueso de los miembros de la E Street Band llegaron a Oslo el sábado 27 de Abril y por la tarde ya ensayaron sin Bruce ni Steve en los estudios Filmparken en la localidad de Jar, cerca de Oslo. Al día siguiente, domingo 28, a las 8 de la mañana, llegó Bruce y esa misma tarde volvieron a ensayar en los mismos estudios, ya con toda la banda completa y Bruce durante más de 2 horas.

Al día siguiente, lunes 29 de Abril, se abrió la gira en el pequeño estadio Telenor Arena de Oslo, un estadio para fútbol y otros eventos, con techo cubierto, que albergó a unas 23.000 personas tanto esa noche inaugural de la gira europea como al día siguiente, martes 30 de Abril. Y no pudo empezar de mejor manera que con un pre-show acústico para agradecer a los fans noruegos (y de otros paises) que llevaban varios días haciendo cola para ser los primeros del pit. Bruce salió a escena a las 6 en punto de la tarde, cuando los primeros fans del pit con pulsera ya estaban dentro y justo cuando se abrían puertas al resto del público.
Bruce Springsteen salió al escenario para saludar a los fans y aprovechó la ocasión para tocar unos temas acústicos realmente sorprendentes. Bruce agradeció a los fans que llevaban (algunos) varios días haciendo cola y les comentó en forma irónica “Estáis locos, ¿no tenéis vida?”. El set se abrió a las 6 en punto con This Hard Land. Siguió All That Heaven Will Allow. Una enorme doble pancarta en pit solicitando The Fever fue retirada por miembros de seguridad para no obstruir la visión pero Bruce aprovechó para comentar que era un tema divertido y que merecía tocarse al piano. Se dirigió al piano pero lamentablemente no estaba conectado todavía, con lo que la versionó de forma acústica también a la guitarra. Cerró el set acústico Growin’ Up.

A las 19:37, con 7 minutos de retraso, empezó el primer concierto de la gira europea 2013. La sorpresa fue la aparición de Little Steven, (que volvía a la E Street Band tras su ausencia en Australia) sobre el escenario, vestido con traje y sombrero y con un vaso de whisky en mano como su propio personaje Frank “The Fixer” Tagliano de la serie Lilyhammer e interpretó el tema My Kind Of Town popularizada por Frank Sinatra y adaptando la letra a la ciudad noruega de Lilyhammer. De este primer concierto en Oslo destacó Better Days, Follow That Dream (que debutaba en la gira), The River, Prove It All Night (versión con intro 1978), Pay Me My Money Down (uno de los momentos más festivos para los noruegos), Thunder Road y la apertura de los bises con For You con Bruce solo al piano. Duración: 2 horas 51 minutos.

El segundo concierto en Oslo del día 30 contó con el ensayo de Leap Of Faith y varias veces del tema Shout. Las puertas se abrieron media hora antes que la noche anterior. Justamente una versión de Leap Of Faith (con banda) abrió este segundo show, que contó con nada más y nada menos que 15 temas distintos a la primera noche en Oslo. Destacaron Downbound Train, Savin’ Up (escrita por Bruce pero grabada por Clarence Clemons), Atlantic City, Open All Night (al estilo Seeger que triunfó entre los noruegos), The Promise (con Bruce solo al piano que abrió los bises), Ramrod y cerró con Shout, ensayada antes, un tema de los Isley Brothers, ideal para cerrar el show al estilo de Higher And Higher. Duración: 2 horas 55 minutos.

Share