Inside The Darkness Box

inside2La más destacada de las increíbles escenas del nuevo documental “The Promise: The Making of Darkness On The Edge of Town” muestra a un Springsteen enfadado, en 1977, regañando a toda la banda y al equipo de producción en el estudio: “Callaos todos de una puta vez”, grita. “¡Estoy harto de esta jodida discusión!”
“Las secuencias filmadas son tan auténticas… se olvidaron de las cámaras”, dice el director de la película, Thom Zimny. “No hay narración, hay momentos que el cámara se aparta del camino de la banda. Lo mejor de todo es poder ver la relación de trabajo entre Bruce, la banda y Jon Landau.”

El archivo de secuencias filmadas —que fueron realizadas por el cámara Barry Reebo— descansaba en un baúl que no había sido visto prácticamente por nadie durante décadas. Es una mirada poco habitual dentro de la grabación de un álbum clave de un gran artista. “En él ves un esbozo muy muy temprano de ‘The Promised Land’, dice Zimny, explicando el especial atractivo para los fans de Springsteen. “También les ves trabajando en versiones de ‘The Promise’. Otras escenas muestran a Springsteen en su casa de Nueva Jersey, sin camisa, dirigiendo a la E Street Band, y a los exhaustos miembros de la banda haciendo apuestas sobre cuánto tiempo va a tenerles Bruce grabando ese día. “Una indicación que me dio muy pronto Bruce fue que no tuviera a mucha gente hablando sobre las filmaciones”, dice Zimny. “Dejamos que las cosas fluyeran. De este modo puedes ver el proceso creativo al completo.”

En la Caja también se incluye un concierto de tres horas filmado el 8 de diciembre de 1978 en el Summit Arena de Houston. “Las escenas filmadas fueron las que se veían en el pabellón del concierto”, dice Jon Landau, productor y mánager de Springsteen desde hace mucho tiempo, y una vez crítico para Rolling Stone. “Es una auténtica grabación pirata en ese sentido. Hubieron bastantes conciertos que consideramos de la gira del Darkness. Algunos tenían buen sonido, pero las imágenes no eran tan buenas. Algunas imágenes eran buenas pero el sonido no estaba a la altura. Considerando las distintas opciones, el concierto de Houston tenía los mejores niveles. El sonido es crudo, pero suena bien. Las imágenes se han mejorado todo lo que permite la tecnología. Es un concierto extraordinariamente poderoso. Tiene un increíble “Streets of Fire” y un gran versión de “Backstreets”.

Más allá de una versión remasterizada del álbum Darkness on the Edge of Town original, la caja incluye 21 temas descartados de esas sesiones. “Springsteen grabó realmente material para cuatro álbumes”, dice Landau. “Cuando la Banda escuchó estos temas, se mostraron muy sorprendidos porque los habían olvidado. Muchas de estas cosas se grabaron en cinco minutos y decidimos rápidamente que no iban a formar parte del disco.” Springsteen volvió recientemente al estudio para completar algunas de las canciones. “En cada una, Bruce hizo lo que consideró necesario para terminar la canción”, explica Landau. “Varía de una a otra canción. La gente no se va a sentar ahí y decir ‘Oh, puedo decir lo que hizo aquí.’ No es así.”

Para rematar el proyecto, Bruce Springsteen y los miembros de la E Street band que participaron en el Darkness (con Charlie Giordiano sustituyendo al desaparecido Danny Federici) interpretaron todo el LP en un vacío Paramount Theater en Asbury Park durante el pasado mes de Diciembre. “Filmamos a la banda tocando el álbum de un tirón varias veces durante la gira del 2009”, dice Landau. “Finalmente decidimos incluir esta presentación más austera (sin audiencia), que refleja mejor la crudeza del álbum original.”

Después de dedicar más de tres años a este proyecto, Landau no está seguro de hacer lo mismo con otros discos. “No tenemos imágenes de estudio como las que aparecen aquí de Barry”, dice. “No las tenemos del The River, y no tenemos nada del Nebraska. No podríamos hacer este tipo de documental. Tendríamos que hacer otro planteamiento. Estoy seguro que lo trataremos, pero ahora es demasiado pronto, ya que este proyecto nos ha representado un gran trabajo. Ya veremos”.

Artículo de Andy Greene, Rolling Stone.
Traducción: Xavier Agut – The Stone Pony

Share